Espacio
Teletransporte
Imprimir
Aumentar el tamaño del texto
Disminuir el tamaño del texto
Volver a texto normal
25 de mayo de 2012 Teletransportación cuántica, la ventana al futuro El teletransporte cuántico es un ejemplo de vanguardia. Aunque las primeras investigaciones datan de 1997, es este año cuando se han visto algunos frutos.

La promesa de que nuestros hijos se puedan comunicar aún más rápido en el futuro suena a slogan televisivo, pero no lo es. Sabemos que cada paso que se da en esta dirección oculta un trabajo arduo y muchas veces silencioso: el teletransporte cuántico es una de ellos.

 Esto suena interesante porque viene a sugerir la posibilidad de transmitir información instantáneamente entre dos puntos, es decir, a una velocidad infinita o, al menos, superior a la de la luz que es un límite considerado insalvable por la teoría de la relatividad.

Y es que apenas hace unos días se hablaba de un récord en China, donde consiguieron teletransportar el estado cuántico de un fotón a una distancia de 97 kilómetros, la noticia de un experimento realizado por científicos europeos nos sorprende más aún: han logrado transportar fotones entre las islas Canarias de La Palma y Tenerife, territorio español ubicado frente al norte de África, y con una distancia de casi 150 kilómetros.

La teleportación cuántica no consiste en transportar instantáneamente objetos, sino de transferir el “estado” de una o varias partículas de un lugar a otro y sin necesidad de enviar físicamente la partícula a través del espacio. Esto, si bien no nos haría viajar de un lado a otro, sí que puede ser útil en materia de telecomunicaciones: sería útil, por ejemplo, para las comunicaciones entre satélites y estaciones con base en tierra.

¿Cuál es el siguiente paso? Tanto científicos chinos como europeos, han confirmado que  el siguiente paso en su experimentación es lograr la teletransportación hacia un satélite en órbita y aseguran que la tecnología está madura para que esto suceda.

La promesa es transformar para siempre no sólo las comunicaciones sino la cotidianeidad de la sociedad en su conjunto, puesto que podrían acelerarse muchos procesos con los que convivimos a diario. Además esta “competencia” entre chinos y europeos podría traernos resultados más que interesantes en el futuro.

« Sitio web CyberCenter suscribirse a Newsletter Carmencita 25, Of. 61 - Las Condes, Santiago, Chile . Tel. (56 2) 2656 7300